domingo, 23 de abril de 2017




Siempre llenaba su jarrillo de lata en el cántaro del centro . Seguidamente con paso lento se acercaba a la chimenea, se recostaba en el poyete de la izquierda justo debajo de las velas. 
Entornaba los ojos, parecía que estaba dormido. De inmediato el gato gris se posaba junto a él. Era la primera llamada de atención para que los demás nos fuésemos acomodándonos junto a la hoguera.
Abría los ojos, comenzaba a acariciar al gato y tomaba la palabra mientras los demás permanecíamos en silencio. 
"Bueno ya estamos aquí otra noche más, supongo, que como siempre me toca amenizar la velada".
Tomaba un sorbo de agua, seguidamente humedecía los labios con la lengua, se quitaba la boina y la dejaba sobre la rodilla. Comenzaba sus relatos con la misma frase: "Por lo que dicen..."
No sabía leer ni escribir. Era el mejor orador que mis oídos han escuchado jamás. Un erudito de la palabra y una forma de expresarse, que hacía de cada noche una clase magistral, donde resultaba imposibe dejar de prestar atención a sus palabras.
Mientras abría sus ojos, se iluminaba dándonos luz a los oyentes.
Capaz de iniciar su oratoria, con las cosas más inverosímiles. Su relato iba cogiéndo cuerpo, hasta llegar a conclusiones irrebatibles. Haciéndonos comprender cada noche, que el secreto de la vida se encuentra en las cosas simples y sencillas que los demás vemos elementales, pero siempre tienen un origen y son las que hacen que la vida merezca la pena ser vivida.
"Por lo que dicen..." 



Tabla 70x22cm. Óleo.


sábado, 8 de abril de 2017

EXPOSICIÓN EN TORRE DE JUAN ABAD. ABRIL 2017.



Entre las razones de peso que podríamos indicar para acudir a ver una exposición, estarían:
-Que no tengas nada mejor que hacer.
-Que tu familia te lo imponga.
-Que no te gusten las procesiones.
-Que quieras adquirir cultura además de haberte visto la serie completa de "Juego de tronos".
-Que esté el bar cerrado.
-Que suponga un lugar de encuentro donde te cites con alguien, o...que pienses que es una buena forma de aprender.




Esa sensación que tenemos de que observando, nos iniciamos en ese acercamiento hacia el pintor, en ese intento por comprenderlo, si éste antes no nos confunde con sus múltiples explicaciones sobre el tema tratado.
 El arte es un don que en sus diversas facetas puede tener cualquiera, una habilidad que algunos desconocen poseer. Puede ser algo desmesurado pero a la vez muy pequeño, puede que nos emocione o puede que nos pase de largo pero a nadie dejará indiferente, porque el arte también es hacer crecer una semilla.




 Pero, ¿qué puede ocurrir en una exposición?:  
-Que iniciemos una amistad duradera, que se pueda uno enamorar, que queramos ser pintor en un cursillo acelerado, que nos invite a cambiar nuestro vestuario habitual máxime si es en Semana Santa el evento o que estemos ante un rincón poco frecuentado para poder whatsappear tranquilos...
Con la pintura ocurre a menudo que si los temas son variados, tras dar ocho vueltas por la sala, algun cuadro te llamará la atencion, te permitirá sentirte identificado con alguno de ellos. Vamos, que algo te sonará. No cometas el error de entrar y pasar de largo, piensa que en cada obra el autor ha dejado algo de si mismo, como los restos de pintura que se incrustan entre sus dedos, es como escribir una historia pero con pinceladas. Piensa que cada cuadro quiere contarte algo , cotidiano o extraordinario, mágico o banal, pero el que tanto empeño dejó en su impronta quiere que disfrutes con ello.





A la entrada se dejó un libro para comentar, ése es el que acerca las distancias y te cruza con él, dejandoros a los dos en el mismo lugar, a la misma hora, como una cita ineludible.
Qué disfruten la visita.





martes, 4 de abril de 2017

EL CORDEL DE LOS SUEÑOS.


"El grueso cordel que amarra los barcos
es el mismo que arranca las vidas.
El mismo que sostiene los sueños
y nos devuelve al presente.


Son barcos, son sueños y son vida,
la cuerda que nos une,
la mano que se ofrece,
el aliento que nos da.


Hay corazones silentes,
hay almas que no despegan,
hay silencios que no se oyen.
Hay esperas que nunca llegan".


Julián Luis Medina.



 

Tabla: 125x100 cm. Acrílico.

miércoles, 22 de marzo de 2017

LA VENTANA EN UNA TARDE DE VERANO.



"Yo también fui llama,
ráfaga de sol una tarde de verano
con afán de agostarse
en lo más alto del muro
para evitar sombras.

Sin dormir, olvidé las noches
bajo una luna travestida
y engullía oscuridad.

Alimenté el eco.
No me importaba su mensaje
mientras hiciese ruido.

Yo también fui llama.
Sin oxígeno soy incapaz de arder."


Antonio Maldonado Muñoz.




Tabla 90x70 cm. Óleo.

miércoles, 15 de marzo de 2017

LA VENTANA ABIERTA.




"En estas oscuras piezas, donde paso
días agobiantes, voy y vuelvo arriba abajo
para hallar las ventanas. -Cuando se abra
una ventana habrá un consuelo-
Más las ventanas no están, o no puedo
encontrarlas. Y mejor quizás que no las halle.
Acaso la luz sea un nuevo tormento.
Quién sabe qué cosas nuevas mostrará!".

Cavafis.





Tabla 60x40 cm. Óleo.

miércoles, 8 de marzo de 2017

LAS OCAS.


"No tienes que ser bueno.
No tienes que caminar de rodillas
por unas cien millas a través del desierto, arrepintiéndote.
Solo tienes que dejar al suave animal de tu cuerpo
amar lo que ama.
Cuéntame sobre la desesperanza, la tuya, y te contaré la mía.
Mientras tanto el mundo continúa.
Mientras tanto el sol y las claras piedras de la lluvia
se mueven a través de los paisajes,
sobre las praderas y los árboles profundos,
las montañas y los ríos.
Mientras tanto las ocas salvajes, elevadas en el limpio aire azul,
se dirigen de nuevo a casa.
Quienquiera que seas, no importa cuán solo estés,
el mundo se ofrece a tu imaginación,
te llama como las ocas salvajes, emocionante y ávido,
una y otra vez, anunciando tu lugar
en la familia de las cosas".


Mary Oliver.






Tabla 122x80 cm. Óleo.

miércoles, 1 de marzo de 2017

BODEGÓN CON LIBROS.


"Leer, leer, leer, vivir la vida
que otros soñaron.
Leer, leer, leer, el alma olvida
las cosas que pasaron.
Se quedan las que quedan, las ficciones,
las flores de la pluma,
las solas, las humanas creaciones,
el poso de la espuma.
Leer, leer, leer; ¿seré lectura
mañana también yo?
¿Seré mi creador, mi criatura,
seré lo que pasó?"


Miguel de Unamuno.



Tabla 121x 80 cm. Acrílico.